¿Cómo instalar el mosaico ONIX?

El mosaico vítreo es una solución estética a la altura de los diseños de interiores más elegantes y originales. Y, lejos de lo que se pueda pensar, instalar el mosaico es muy sencillo.

En Onix Mosaic te explicamos cómo colocar mosaico vítreo.

Antes de la colocación del mosaico…

Hay que preparar el soporte sobre el que vamos a hacer la instalación.

Para asegurarnos una buena adhesión del mosaico a las paredes o suelos, el soporte debe estar completamente limpio, sin impurezas o restos de yeso o esmalte…

También debemos asegurarnos que el soporte no tenga humedades ni grietas para que esté perfectamente liso y uniforme. Además, deberá ser blanco. Un color diferente puede perjudicar la estética del resultado final.

Instrucciones para instalar el mosaico ONIX

Una vez la superficie está en perfecto estado, procederemos a la instalación del mosaico vítreo de Onix. Te contamos los pasos:

1. Operación de encolado

Extendemos con una llana una capa de cemento cola tipo C2 color blanco de forma uniforme. Luego con el lado dentado de la llana (de 2 a 3 mm) peinamos el cemento cola.

Es importante que no haya un exceso de adhesivo para que en la posterior colocación no sobresalga y manche la parte frontal.

2. Colocación del mosaico

Empezamos a colocar el mosaico por una esquina del suelo o la pared, así se reducen al máximo los desajustes en el número de mallas y las posibilidades de corte de teselas.

¡Lo más importante! Tenemos que guardar la distancia correcta entre todas las mallas para que las juntas tengan la misma distancia que hay entre las teselas. Aconsejamos trabar las hojas a la hora de su colocación.

Después, presionamos las mallas sobre la superficie con una llana de goma. Con esta acción conseguimos que la adhesión sea completa y penetre el adhesivo entre las teselas. Además, hay que tener en cuenta que todas las mallas deben estar niveladas.

3. Retirar exceso de soporte

Si durante el proceso de colocación de piezas aparece cualquier exceso de soporte, limpiaremos la superficie con una esponja de celulosa húmeda.

Dejaremos secar el cemento cola un máximo de 24 horas.

4. Rejuntado

Una vez la malla de mosaico esté en perfectas condiciones, rejuntamos utilizando una llana de goma y una pasta para rejuntar tipo RG según la normativa EN 13888, en este caso, hemos utilizado la pasta Epóxica.

5. Retirar exceso de junta

Una vez completada la superficie, nos disponemos a eliminar el exceso de material pasando la llana en sentido diagonal para conseguir que todas las juntas queden niveladas con las teselas.

6. Limpiar con esponja abrasiva

Limpiar la superficie con una esponja abrasiva humedecida previamente con agua.

7. Limpiar con esponja de celulosa

Para un buen acabado es muy importarte limpiar las mallas con una esponja de celulosa humedecida en cada pasada con agua limpia.

8. Finalización

Recomendamos pasados 20 minutos limpiar la superficie y finalmente usar el limpiador de Epóxica para retirar el resto de producto.

Este mismo proceso es también aplicable con la pasta cementosa. ¿Tienes alguna duda? ¡No te preocupes! Haznos tu consulta y el equipo técnico de Onix Mosaic te resolverá todas tus dudas.